Menu

Castillo de Clos Lucé

El Castillo de Clos Lucé tiene el privilegio de ser el lugar donde se alojo y murió Leonardo da Vinci. En este lugar podemos descubrir reproducciones de sus inventos y la recreación de los talleres en trabajaba. Por aquellos tiempos la fortaleza medieval de Amboise se convierte en residencia real y Francisco I invita a numerosos artistas europeos. Por consejo de su hermana Margarita de Navarra, el rey invita, en 1516, a su maestro Leonardo da Vinci: “Aquí serás libre de soñar, pensar y trabajar”. En su viaje Leonardo trae algunas de sus obras mas importantes: la Gioconda, la Santa Ana y el San Juan Bautista que terminará en el castillo de Clos-Lucé. Durante el tiempo que reside en este lugar recibe una pensión de 1.000 escudos de oro al año y es nombrado primer pintor, ingeniero y arquitecto del rey. Muere el 2 de mayo de 1519 y es enterrado en Amboise con todos los honores.

Este castillo situado en el departamento de Indre y Loire, está situado en Amboise, a sólo 500 metros del castillo de Amboise, con el que además está comunicado por un pasaje subterráneo.

La construcción del castillo de Clos Lucé se inicia 1471 durante el reinado de Luis XI como regalo a su cocinero Etienne le Loup. Posteriormente , en 1490, Carlos VIII lo compra para su mujer Ana de Bretaña. El lugar estaba rodeado de fortificaciones de las que solamente queda la atalaya. En el fondo del parque había un palomar que se conserva intacto. En 1660, el solar de Cloux recibe el nombre de Castillo de Clos-Lucé. Más tarde pasa a manos de la familia de Amboise, que lo salva de la destrucción durante la Revolución.
Desde 1854 pertenece a la familia Saint-Bris. En los años sesenta del siglo XX se realizan obras de restauración con el fin de devolver a lugar el aspecto renacentista, de forma que los aposentos más interesantes como la cocina, la Sala del Consejo, el dormitorio, las dependencias subterráneas, capilla y frescos recobran su fisonomía de antaño.

En el parque del castillo encontraremos un recorrido durante en que podremos encontrar algunas de sus principales obras como la Dama con armiño, la Mona Lisa, La Virgen y el Niño con Santa Ana, San Juan bautista, etc se van descubriendo de una forma fantástica al pasear por el jardín, entre los árboles, plantas y grutas de este jardín. Además de los inventos y los cuadros, también encontraremos un pequeño jardín botánico y la huerta de Leonardo, donde cultivaba los productos de su alimentación, puesto que era vegetariano.

Share This