Menu

Jardinsofía

Una historia filosófica de los jardines.

Desde la propia contraportada de este libro ya podemos entrever lo que vamos a encontrar en su interior.

Desde los jardines colgantes de Babilonia hasta los huertos ecológicos de las «guerrillas urbanas», el jardín ha sido un reflejo de la sociedad. Quien tiene la suerte de contar con un trozo de verde alrededor de su casa, se enfrenta a una decisión complicada: ¿vallarlo y cultivar coles? ¿decorarlo con una linea de setos perfectamente recortados? ¿colocar una fuente y unos columpios? ¿sentarse allí a mirar el horizonte pensando en la inmensidad del cosmos? Y parecidas preguntas se hacían ya los filósofos presocraticos, los decadentes franceses versallescos y el primer misántropo que se fue a vivir a unas ruinas en medio del bosque. La forma en que usamos esa naturaleza domesticada que son los jardines evoluciona con el mundo, y con cada persona.”

Un viaje por los jardines de los filósofos, los pensadores, los arquitectos y los escritores de la historia. Imprescindible para los interesados en la historia de las ideas y en el concepto de felicidad y buena vida a través de las civilizaciones.

El libro esta dividido en cuatro partes:

– De la antigüedad clásica al medievo

– Del renacimiento al Barroco

– Siglos XVIII y XIX: Entre Arcadia y Utopía

– Del siglo XX al futuro

y al final se completa con un glosario, a modo de diccionario de términos jardineros, utilísimo, y un conjunto de notas biográficas, donde podemos consultar información sobre aquellos personajes que aparecen en la obra y que igual no conocemos.

A mi me parece un libro extraordinario para entender lo que ha sido el jardín como forma de expresión artística a lo largo de la historia.

Es difícil explicar la razón de la necesidad del ser humano de crear jardines desde el inicio de las civilizaciones, pero ha sucedido en todas las culturas. Hace unos 5.500 años surgen las primeras ciudades en los valles del Éufrates y el Tigris, entre ellas Ur y Uruk, aparece la escritura, las tecnologías de irrigación y los jardines. Estos primeros jardines los encontramos en el Creciente Fértil, gracias a las tierras de aluvión de los grandes ríos, Tigris, Eufrates y Nilo. 2000 años antes de nuestra era los monarcas de estos lugares plantaban en los patios de los palacios flores, tamarindos, palmeras y creaban estaques y pabellones de reposo. Utilizaban cipreses, almendros, ébanos, etc y creaban canales para su riego.

Santiago Beruete nos cuenta cosas de jardines de los filósofos griegos, de los jardines latinos de los romanos que llevaron a todo los lugares de su imperio. Llegamos después al Hortus Conclusus, en los que la rosa, la azucena, o el lirio se cultivaron en abadías y castillos. Nuestro jardín hispanomusulman también esta muy presente en el libro.

El renacimiento, cuyo modelo de jardín nos queda tan cercano, el jardín barroco. El jardín paisajista.

Leer este libro es un placer y mas si se hace en uno de nuestros jardines

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad